Planner love

Daily planner love

Tengo una obsesión… en realidad tengo varias, pero hoy hablaré de esta en particular: las agendas.

Desde que tengo memoria, septiembre ha sido mi época favorita del año. El inicio del año escolar  (aunque este es el primer año de mi vida que no soy estudiante) es un paraíso para los amantes del papel como yo… libretas, cuadernos, lápices, plumas, papeles de colores, post-its y, por supuesto, agendas!

He tenido agendas de muchos tipos, pasando por la clásica Moleskine negra de tapa blanda, la Punctuate  de Barnes & Noble (comprado en un viaje a El Paso, Tx y que me robaron junto con mi bolso a punta de pistola) hasta la Smemoranda italiana y nunca me he sentido completamente cómoda con ninguna. Hasta ahora.

Este año, que ha estado cargado cargado de actividades tanto laborales como personales, decidí poner en acción un nuevo sistema: en una simple agenda de anillas he creado varias secciones que me permiten dividir mis actividades en varias categorías:

  1. Semanal:  en dos páginas tengo los siete días de la semana, donde anoto listas de quehaceres, citas y recordatorios.
  2. Mensual: para visualizar todo lo que tengo que hacer el mes completo en dos páginas.
  3. Trabajo: aquí guardo todo lo relacionado con mi trabajo de video y fotografía, el calendario de rodajes, actividades en internet o ideas de costura o ilustración.
  4. Personal: aquí hay desde la planeación de menús, listas de passwords, notas, ideas y mis finanzas (estoy utilizando el método de los sobres, es decir, tengo varios sobres perforados en los que guardo, según las diferentes categorías, el dinero que servirá para pagar los gastos mensuales).
  5. Contactos: teléfonos y emails importantes.

Además de mis secciones, otra estrategia que me resulta muy útil es asignarle a cada categoría un color determinado. Así, a simple vista, puedo saber que tipo de actividad tengo que hacer cada día.

Planner love

Y la última cosa que me ayuda a mantener en orden mis actividades es la organización de mi espacio de trabajo (sobretodo porque vivo en un estudio diminuto), en donde tengo asignado un rincón para la máquina de coser y las telas, otro para las cámaras y equipo de imagen y sonido, otro para los papeles y cartulinas de colores, mis libros y toda mi colección de libretas y cuadernos de trabajo.

Si todo va bien, el próximo año tendré en mis manos esta hermosa agenda Filofax pero, mientras tanto, la que tengo ha sido mi fiel compañera a lo largo de este 2013 y me ha ayudado a mantener mi vida en orden.

Planner love

Planner love
Planner love
Planner love
Planner love

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s